It's all Happening!

Movies are my passion. Mexican. 20. Film school. LOVE Leonardo Dicaprio. Quentin Tarantino is LIFE.

Permalink

El árbol de la vida (The tree of life)

"The only way to be happy is to love. Unless you love, your life will flash by.”

Esta frase, de la más reciente película de Terrence Malick, “El Árbol de la Vida”, es la que se aproxima a mis sentimientos después de ver la película. Malick ha utilizado los árboles como símbolo de vida a lo largo de su carrera como director. Para él, representa vida porque aunque se le rompa alguna rama, seguirá creciendo. Esto ocurre precisamente con la vida humana. Ésta, es una película difícil de definir porque es muy subjetiva: o te fascina o la odias. En lo personal, la amé. Si planeas ir al cine para ver una historia lineal, una trama sencilla, un drama usual o simplemente la belleza de Brad Pitt, no vayas. En cambio, si tienes en mente que ésta será una película original, compleja, con pocos diálogos, llena de imágenes hermosas y muy filosóficas, definitivamente tienes que ir. Es un viaje increíble en el cual el director permite al espectador interpretar las diferentes imágenes, situaciones y diálogos. Es algo muy refrescante, que en el 2011, una película como ésta se haga. Actualmente, estamos acostumbrados a que nos den todo en la boca sin que podamos digerir lo que se nos envía por nosotros mismos. Hace mucho que no veía una película que me hiciera sentir tanto en tan solo 2 horas de duración. Fue increíble cómo, casi sin diálogos, Malick nos hace reflexionar sobre lo efímera que es la vida, lo insignificante que es el ser humano en comparación con el universo, la eterna duda respecto a la naturaleza y a la religión, el ciclo de la vida, la niñez, la adolescencia, la adultez, la cercanía de la muerte y las relaciones en familia. La fotografía realizada por  el prodigio mexicano Emmanuel Lubezki es digna de admirarse pues muestra la belleza del universo, de la Tierra y del hombre. En cuanto a los actores, al ver ésta película se puede afirmar que Brad Pitt es uno de los actores más subestimados que existen. Realmente aquí nos muestra sus capacidades como histrión al interpretar al Sr. O’Brien, un padre estricto, cariñoso y lleno de conflictos internos, que al perder su trabajo se da cuenta que la felicidad se encuentra con su familia. Jessica Chastain interpreta a la Sra. O’Brien, una madre tierna, amante de la naturaleza y, al morir su hijo, en cuestionamiento respecto a la existencia de Dios. Hunter McCracken interpreta a uno de sus tres hijos, cuya interpretación de un niño rebelándose en contra de su padre, es increíble. El final de la película es esperanzador pues resalta que, con amor hacia el universo, la naturaleza, tu familia y sobre todo, a ti mismo, la vida sigue. En fin, ésta es una película muy cercana a la perfección que nos recuerda de lo que el cine se trata: sentir y vivir.